CONSEJOS ÚTILES PARA EL MANTENIMIENTO DE TU AUTO

mantenimiento

Mantenimiento preventivo de tu auto

El mantenimiento preventivo y adecuado del auto es de suma importancia para evitar inconvenientes no esperados; en Repuestos Vieytes nos ocupamos de tu vehículo, por eso te dejamos algunos consejos útiles que te ayudaran:

  1. Neumáticos: es necesario chequear frecuentemente la presión de aire al menos una vez en cada estación del año y siempre antes de salir a la ruta. Las variaciones térmicas hacen que la misma sufra cambios, lo cual lleva a un desgaste prematuro de los neumáticos y a un incremento en el consumo de combustible.
  2. Batería: solo cuando falla le damos la importancia necesaria a la batería, en Repuestos Vieytes te recomendamos revisar el estado de la misma una vez al año para evitar pasar malos momentos.
  3. Líquido anticongelante/refrigerante:
    1. Chequear el nivel en forma periódica
    2. Usar siempre fluidos de calidad reconocida
    3. Aplicar en la dilución indicada por el fabricante del líquido, para las temperaturas de la zona en que vaya a circular el vehículo
    4. En Repuestos Vieytes recomendamos que se use siempre la marca sugerida en el manual de cada vehículo, y nunca aplicarlo con agua ya que disminuye y deteriora su efecto.
  4. Escobillas limpiaparabrisas: aunque es un elemento del auto al que nunca le damos mayor importancia, lo cierto es que con el tiempo se endurecen y desgastan provocando arañazos en el cristal que generan disminución visual. En Repuestos Vieytes recomendamos revisar y cambiar anualmente las escobillas.
  5. Frenos: nunca sabemos cuándo vamos a necesitarlos en una situación de emergencia, en Repuestos Vieytes recomendamos revisar con frecuencia los siguientes componentes:
    1. Pastillas: chequear el nivel de desgaste y utilizar siempre piezas de primera calidad y marca.
    2. Liquido: chequear el nivel del depósito. Con el tiempo es posible que el líquido pierda sus propiedades provocando una baja en sus prestaciones.
    3. Discos y Campanas: no duran para siempre!; son piezas exigidas a una permanente fricción y desgaste.
  6. Lubricantes: son esenciales para el correcto funcionamiento del vehículo, tener en cuenta algunas cuestiones fundamentales:
    1. Especificaciones: utilice siempre lubricantes de calidad que cumplan con la norma, tecnología y viscosidad indicadas por el fabricante de su vehículo.
    2. Controles: no solo se debe controlar el lubricante del motor, también tener la precaución de revisar los niveles de: dirección asistida, embrague (no siempre), caja de cambios, diferencial, etc
    3. Niveles: chequear periódicamente y en el caso del aceite de motor buscar siempre el nivel medio de la varilla.
    4. Sugerencia: llevar siempre 1L de lubricante de motor como reserva
  7. Faros: limpie los faros frecuentemente, el polvo que se acumula reducirá el 10% de la intensidad de la luz, lo que puede generar problemas, particularmente en las noches o cuando la visibilidad es reducida.

Con estos sencillos consejos lograrás mantener tu auto en buenas condiciones. Son aspectos fáciles de chequear, y la seguridad suya y de su familia depende de ello.

obligaciones

Obligaciones al momento de manejar


Nunca esta de mas revisar cuales son los documentos y elementos obligatorios para circular:

Documentación obligatoria para circular:

  1. Licencia de conducir correspondiente al tipo de vehículo.
  2. DNI o cédula de identidad
  3. Cédula verde al día
  4. Cédula azul en caso de que el vehículo no sea de tu propiedad y la cédula verde esté vencida.
  5. VTV (Verificación Técnica Vehicular) actualizada.
  6. Comprobante de póliza de seguro obligatorio vigente.
  7. Marcado de autopiezas (¡NUEVO!)

Elementos obligatorios para llevar en el auto:

  1. Matafuegos cargado (tienen un año de vigencia) homologado por el Organismo Provincial de Desarrollo Sostenible, al alcance del conductor.
  2. Balizas portátiles triangulares.
  3. Se recomienda además tener chaleco reflectivo, barral de cuarta, eslinga de remolque y llave cruz para eventuales problemas que surjan en la ruta.
velocidad

Velocidad y visión


¿Sabías que el ángulo de visión de un conductor disminuye de forma proporcional a la velocidad con que circule? La velocidad es muy determinante en la visibilidad al volante y en la seguridad. Es el denominado “efecto túnel: a más velocidad, menos campo de visión”.

  1. Cambia tu percepción de la realidad: la velocidad a la que se mueve un auto hace que los objetos se sucedan ante el ojo humano, según el caso, con demasiada celeridad, lo que hace que las cosas de fuera del vehículo se perciban de forma difusa.
  2. Disminuye la visión Periférica: como consecuencia de la velocidad, ésta se ve reducida y el conductor puede llegar a dejar de percibir el exterior.
  3. Aparece el efecto túnel:

    La velocidad al volante transforma el paisaje que rodea al conductor en un túnel, donde el grado de visión queda minimizado, los laterales desaparecen y el conductor puede llegar a ver sólo lo que se encuentra delante de él, como cuando conduce dentro de un túnel de un solo carril.

    Es muy importante tomar en cuenta los efectos de la velocidad en el ángulo de visión del conductor y estar consciente de los peligros que encierra el efecto túnel, especialmente en velocidades superiores a los 120 kilómetros hora.

filtrohabitaculo

La importancia del filtro de habitaculo


No lo ves, pero el aire de la ciudad está repleto de agentes externos y nocivos para tu salud causados, entre otros, por el tráfico. En nuestras ciudades, el aire que respiramos contiene distintos niveles de humo, cenizas y otros agentes perjudiciales a los que en esta época se suma un incómodo factor adicional para muchas personas: el polen y las esporas, que desde primavera a otoño son un auténtico dolor de cabeza para los alérgicos. Estas partículas también se concentran en el interior de nuestro vehículo afectando a la calidad del aire que respiramos.

Un aire viciado en el habitáculo del coche provoca fatiga y pone en riesgo tu salud, pero aunque quizás no seas del todo consciente, tu coche cuenta con una potente herramienta para combatir este mal: el filtro de habitáculo, un componente que mejora la calidad del aire que respiras y elimina prácticamente la totalidad de los agentes nocivos que el aire exterior transporta.


¿CUÁNDO HAY QUE CAMBIAR EL FILTRO DE HABITÁCULO?

Dependiendo del vehículo y el fabricante, se aconseja sustituir el filtro de habitáculo entre los 15.000 y los 30.000 kilómetros -como máximo-, aunque todo dependerá del entorno por el que acostumbremos a circular. No es lo mismo hacerlo en una gran ciudad con mucha contaminación y un clima seco que en una zona rural.

En cualquier caso, algunos indicios pueden hacernos pensar que nuestro filtro de habitáculo no funciona del todo bien: si éste está engrasado puede reducir notablemente el flujo de aire del ventilador e impedir que desempañemos correctamente el parabrisas o si despide un olor desagradable es necesario cambiarlo.

bujías

Guía para un cambio correcto de bujías


El motor de nuestro coche necesita una correcta mezcla de aire y combustible para crear energía y transmitirla a las ruedas del mismo. La encargada de transformar esa mezcla en energía en los motores de gasolina mediante combustión es la bujía, que transmite una chispa eléctrica generada por la bobina de encendido a cada uno de los cilindros.

Para el motor de nuestro coche, utilizar unas bujías gastadas, significa un uso incorrecto del sistema encendido transmitiendo una chispa muy débil, gestionando erróneamente todo el sistema electrónico de alimentación, traduciéndose en consumos excesivos de gasolina, rendimiento pobre, potencia insuficiente, golpes de motor a bajas revoluciones, etc..

Por esto es importante que sean sustituidas antes del final de su vida útil, evitando así averías y situaciones no deseadas al volante.


¿QUÉ BUJIA ELEGIR Y CUANDO SE CAMBIAN?

Las bujías aparte de transmitir la chispa para detonar la mezcla de combustible y aire, poseen un grado térmico, el mismo viene marcado en la propia bujía e indica cuanto calor puede soportar o transmitir al sistema de refrigeración del motor. Si monta bujías distintas a las originales del vehículo, puede ocasionar un desgaste prematuro de este elemento e incluso averías en el motor, es muy importante que no pase por alto las especificaciones impresas en ella.

El motor de nuestro vehículo posee una bujía por cilindro salvo contadas excepciones, y se deben de sustituir todas en la misma operación. Los motores tienen normalmente una cota de hasta 60.000km para su sustitución y no se cambian por espacio de tiempo al contrario que el aceite y el filtro de aire, revíselo en el manual de mantenimiento. Siempre han de cambiarse antes de que supere dicha cota para evitar problemas.

regrigerante

La importancia de usar un buen líquido refrigerante/anticongelante


El agua fue el líquido más comúnmente usado como refrigerante para motores en los comienzos de la fabricación de automóviles, lamentablemente, pronto se vio que algunas propiedades del agua, como su punto de congelamiento y su punto de ebullición relativamente bajo, limitaban su uso para éste fin. Además se debe agregar lo más importante, que es la natural acción corrosiva del agua sobre los metales, que la hace completamente inadecuada para éste fin.

Para evitar los inconvenientes indicados anteriormente, deben ser agregados otros productos al agua que aporten:

  • La capacidad de bajar el punto de congelamiento del agua a las bajas temperaturas de operación en invierno
  • La posibilidad de proteger a los metales del sistema de enfriamiento (motor, bomba de agua, radiador) contra la corrosión
  • Ser estable químicamente
  • Buena propiedad de transmitir el calor

En la actualidad, los fluidos de calidad están basados en tecnología orgánica y tienen una eficacia comprobada

En general, todos los anticongelantes deben ser usados a la concentración que indican los fabricantes de automóviles, o la que indican los que desarrollan éstos productos, que generalmente es de 30 — 35% (1 parte de refrigerante + 2 partes de agua). Esta concentración mínima debe ser mantenida para proveer una protección adecuada contra la corrosión.

La sugerencia es renovar el líquido refrigerante/anticongelante del vehículo una vez al año.

consejos

Consejos para revisar tu auto



NEUMÁTICOS

Revisar los neumáticos es esencial, ya que su buen estado te permitirá mantener el control del vehículo. Controla el desgaste y la presión (incluyendo la rueda de auxilio).


FRENOS

Debes comprobar que al frenar no se escuche un ruido de fricción metálica. Si es así, recurrí a tu mecanico de confianza ya que ese sonido puede a ser debido a:

  • Falta de líquido de frenos.
  • Las pastillas están muy desgastadas y en consecuencia friccionan sobre los discos.
  • El sistema pierde liquido.

LUBRICANTE

Chequear el nivel del lubricante de motor.

El kilometraje que corresponde al cambio del aceite y el filtro.Si tu coche esta próximo al kilometraje de cambio, se recomienda hacerlo antes de partir de viaje.

La fecha máxima para el cambio del aceite. En general se recomienda cambiar el aceite como mínimo cada 365 días, aún si no se ha recorrido los correspondientes kilómetros. Verifica las especificaciones para tu vehículo.

consejos

Señales de alerta en amortiguadores y resortes de suspensión


No hay una indicación exacta de reemplazo para los amortiguadores y resortes de suspensión, por eso es muy importante entender las señales de alerta asociadas a una falla en estas piezas que pudiera ocasionar riesgos para su seguridad y la de sus pasajeros.


EXCESIVO REBOTE

Si tu auto pasa por un badén o un lomo de burro y a continuación sigue rebotando, es una clara señal de desgaste de amortiguadores.

balanceo

BALANCEOS EXCESIVOS

Tu auto debe ser estable todo el tiempo, frenando, acelerando o doblando, para que se pueda mantener el control en todo momento. Los amortiguadores ayudan a mantener el auto estable.

Al frenar, si la trompa del vehículo se hunde demasiado hacia adelante en forma excesiva es un claro síntoma de que los amortiguadores necesitan un reemplazo.

Otra muestra que tus amortiguadores requieren servicio es si la parte trasera de su vehículo se hunde en exceso cuando aceleras. Además, si haces un giro y el vehículo se sumerge drásticamente hacia un lado, tus amortiguadores deberán ser reemplazados.

neumático

NEUMÁTICO CON DESGASTE ANORMAL

Si los amortiguadores de su vehículo están desgastados, los neumáticos literalmente rebotarán hacia arriba y hacia abajo mientras conduce.

Cada vez que los neumáticos apoyen contra el suelo, pueden desprenderse trozos de goma.

Esto se llama comúnmente "cupping" o "festón bordado". Así que en lugar de tener un patrón de desgaste constante en el neumático, podrías tener tramos gastados normalmente alternando con otros lisos; esto es porque los agujeros dejados por la falta de goma tienden a alisarse durante el rodaje.

fluido hidráulico

PÉRDIDA DE FLUIDO HIDRÁULICO

Dentro de cada amortiguador hay un pistón y líquido hidráulico; cuando se conduce sobre una protuberancia o un tramo áspero de la carretera, los amortiguadores se comprimen, haciendo que el pistón empuje contra el fluido hidráulico, el cual absorbe la fuerza del pistón.

A veces ese líquido puede escaparse fuera del amortiguador, en tal caso una pequeña perdida puede ser perfectamente normal, la cual se verá como un pequeño manchón húmedo; de lo contrario, una perdida que si debe preocuparlo es cuando gran parte del amortiguador esta mojado y aceitoso, lo cual indica que el mismo ha perdido liquido hidráulico, por lo tanto no está cumpliendo con su función normalmente.

bateria

Como revisar y mantener la batería de tu auto


Como cualquier otro elemento del vehículo, las baterías están sujetas a una supervisión periódica, aunque en este caso no tiene un plazo de vida útil determinado, si es necesario sustituirla cuando presente ciertos defectos.

La comprobación de la batería no es una tarea complicada, al igual que su sustitución. Sustituirla a tiempo y mantenerla en buen estado evitará percances no deseados.


CHEQUEO VISUAL

Verifique que no existe corrosión en los bornes o terminales de la batería, si lo hubiera, puede usar un cepillo metálico para retirarla.Recuerde usar guantes, gafas y mascarilla

Compruebe si los terminales de la batería están firmes en los bornes y reapriételos en caso de ser necesario.

Verifique que la carcasa de la batería no esté hinchada, rota o agrietada. En caso contrario sustitúyala.

Compruebe y verifique que no existan pérdidas de electrólito por la tapa de los vasos ni por la carcasa de la batería.

Asegúrese que los cables de los terminales no estén resecos o tengan la funda aislante deteriorada, corríjalo en caso de necesitarlo.

Compruebe si el sistema de sujeción presenta algún defecto, ya que la batería debe quedar firme e inmóvil en su alojamiento.

Procure mantener bien limpia la zona de montaje de la batería.

bateria

¿Cuándo debo cambiar el aceite y el filtro?

La sustitución frecuente de los aceites y filtros es uno de los aspectos más importantes del mantenimiento de tu vehículo. La lubricación y protección de estos elementos disminuye el desgaste del motor causado por la fricción y permite que la temperatura del sector no se eleve.


¿Qué pasa si me olvido de cambiar el aceite de mi vehículo?

La principal consecuencia es el rápido desgaste de las partes mecánicas del motor y la acumulación de suciedad en el filtro hasta taparse. Esto puede causar un aumento desmedido de la temperatura, dañando gravemente el motor.

En los vehículos diesel hay que tener más precaución. En este caso, estos despistes afectan además a los filtros de partículas y a los catalizadores.


¿¿Cómo se cuándo debo cambiar el aceite??

No es necesario ir al taller para revisar el nivel de aceite del vehículo, se puede medir fácilmente con la varilla. Las consecuencias de un motor sin aceite son todavía más complicadas que las de usar un aceite viejo.

El manual del fabricante de tu vehículo te va a indicar cada cuánto necesitas cambiar el aceite. Es importante que seas cuidadoso y detallista en este aspecto, registra los cambios que vas realizando para que no se te pase la próxima fecha. A modo de referencia, la distancia que podemos recorrer con un mismo aceite ronda entre 5.000 y 30.000km.

Recordá que cuando cambies el aceite debes renovar también el filtro; sino el aceite nuevo se mezclará con impurezas del viejo, perdiendo sus cualidades.

Es importante resaltar que la duración del aceite de tu vehículo también depende del uso que le des. Los trayectos cortos obligan a cambiar el aceite más a menudo, y lo mismo pasa si nos movemos en ambientes con temperaturas extremas.

Silla para niños

¿Cuándo los niños tienen que tener sillas en el auto?

Desde el año 2018 la Ley de Tránsito de nuestro país establece que los menores de 10 años deben viajar en el asiento trasero y usando siempre una silla de seguridad; sin importar el peso o tamaño del niño.

La Ley se aplica a todo el país, aunque la Ciudad Autonoma de Buenos Aires y la provincia de Córdoba tienen reglamentaciones propias que son aún más exigentes: hablan de menores de 12 años, siempre que midan menos de un metro y medio.

El modelo de silla a usar dependerá de la altura y peso del menor.

Silla para niños

Errores comunes al momento de manejar

Los autos son máquinas y, como tales, muchas veces se rompen por fallas de origen. Sin embargo, una buena cantidad de las roturas que sufren usualmente los vehículos son provocadas por errores reiterativos del conductor.

  1. Uso innecesario del Embriague: Para alargar la vida útil del embrague, es clave utilizarlo únicamente cuando es necesario. En muchos casos, se rompe por adelantado porque el conductor deja el pie apoyado en el mientras circula o porque, por ejemplo, en todos los semáforos lo deja accionado y en primera listo para salir.
  2. Tanque de reserva: Buena parte de los conductores espera la luz roja para acercarse a una estación de servicio y repostar combustible. Grave error: eso aumenta el riesgo de que a los inyectores o el filtro lleguen las impurezas del depósito. Además, podría atentar contra la buena refrigeración de la bomba de combustible
  3. Muchas personas utilizan el pomo de la palanca de cambios para apoyar las manos durante la conducción. No dudamos de su comodidad, pero la transmisión agradece cuando no lo hacemos porque así evita el desgaste y la deformación de ciertos elementos internos, y desajustes en el mecanismo.
  4. La vida útil de los frenos se acorta cuando los conductores los utilizan excesivamente. Para evitarlo, es importante anticiparte a las maniobras y conducir a distancia del vehículo que nos precede. No siempre es necesario accionar el freno, muchas veces se puede frenar con tan solo soltar el pedal del acelerador a tiempo y utilizando el motor. La clave: no pegarse al auto de adelante e ir pisando el freno todo el tiempo.
  5. Girar la dirección con el auto detenido: Como las direcciones de los autos modernos están asistidas, muchas veces no notamos el esfuerzo que realizan. Si repetimos esta conducta a diario, el sistema interno trabajará más de lo adecuado y podríamos acortar la vida útil de la bomba de asistencia. Consejo: cuando haya que maniobrar, darle un poco de movimiento, aunque sea mínimo. Eso va a ayudar a aliviar el trabajo de la dirección.
  6. Circular sin la presión necesaria de los neumáticos: Manejar con una presión de neumáticos superior a la indicada provoca desgastes prematuros en su parte central, aumenta las vibraciones (ataca a los amortiguadores) y reduce la adherencia al piso. Hacerlo con una presión inferior desgasta antes de tiempo los laterales de la banda de rodadura, aumenta el consumo y atenta contra la correcta performance dinámica del vehículo. Lo ideal es controlarlos una vez por semana. ¿No sabés cuál es la presión recomendada para tu auto? ¡Leé el manual!
  7. Descuidarse de los reductores de velocidad: La suspensión y los neumáticos del auto se pueden ver seriamente afectados si a menudo pasamos por los badenes y las lomas de burro sin antes reducir la velocidad. Tres tips para cruzar lomas de burro: no hacerlo con el freno accionado, no pasarlas de costado y no cruzarlas a más de 20 km/h.
  8. Manejar agresivamente o demasiado pausado: El motor, los frenos y la transmisión del auto se ven afectados cuando manejamos de manera agresiva, es decir con movimientos bruscos. Ojo: tampoco es bueno el otro extremo. La transmisión, el cigüeñal del motor y el turbo (siempre que haya uno) sufren cuando no llegamos a determinadas revoluciones por minuto.